lunes, 10 de agosto de 2009

PAISAJE DE GUADIX

La torre de la Catedral de GUADIX, se recorta majestuosa, presumiendo en las faldas de Sierra Nevada. San Torcuato vigila y santifica el pueblo desde lo alto.
Dos globos se elevan envidiosos de tanta belleza y vigilan el horizonte, aprovechando los primeros rayos del sol que se reflejan en las paredes de la torre, iluminando y calentando la mañana fría, pero inmensamente azul.

5 comentarios:

  1. Qué hermosísima foto, refleja toda la diversidad de Andalucia y el gran corazón de los andaluces. Para muestra, un botón.



    Te dediqué un collage en mi blog.



    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. He estado algún tiempo sin entrar y al ver estas bonitas imágenes, puedo ver lo bien que lo estais pasando entre el encanto de Aldeire y los relajantes paseos por las Playas del Cabo.
    En lo que a mi respecta, no es de mis mejores veranos. Tengo unos cuantos callos en los codos muy molestos..., ya que solo me queda 1 mes para la tan esperada defensa oral en Guadix, que supondrá el final de mi carrera.
    Me he acordado de ti mucho este verano, espero que nos veamos pronto.
    Un saludo.
    Patricia.

    ResponderEliminar
  3. Me ha dado mucha alegría saber de tí, no dejes de venir a verme, ya hablaremos...
    Suerte en tu exámen. Un abrazo fuerte Rosario

    ResponderEliminar
  4. En Guadix javier y yo nos metimos con el coche en una calle que iba estrechándose hasta que ya no pasaba el vehículo, que no era pequeño. Un conductor apareció por detrás y nos hizo señas de que sí se podía seguir...tampoco había otro remedio. Resultado: los dos laterales del coche rayados y los dos retrovisores a la porra jajaja
    Cuando salimos de ahí, fuimos a ver una cueva y luego a un restaurante en una plaza preciosa. Nos quedó el recuerdo de la anécdota, en una ciudad desde luego maravillosa.
    No hay nada que no arregle un buen taller de chapa y pintura.

    ResponderEliminar